Cuando llamasteis a mi puerta os abrí el corazón. Nada traíais y nada os pedí.





































Cuando llamasteis a mi puerta os abrí el corazón. Nada traíais y nada os pedí.
30 x 100 cms.
Carboncillo, óxido, acrílico y textura sobre lienzo.