Nunca dejaré de caminar. La vida me impulsa como una brisa matinal

Nunca dejaré de caminar. La vida me impulsa como una brisa matinal.
31 x 44 cms.
Carboncillo, óxido, acrílico y textura sobre papel.